(wikiloc:elmejorcuandovoysolo)

RUTAS ESQUÍ DE MONTAÑA

CARROS DE FOC

 

Habíamos hecho anteriormente la travesía Chamonix – Zermat, pensando que era “lo máximo” en cuanto a travesías de varios días. Pero nos dimos cuenta ahora de que la Carros de fuego, que la tenemos "al lado de casa" no tiene nada que envidiar a la travesía alpina, la belleza de los paisajes pirenaicos de esta comarca, y las características del terreno que nos procuran maravillosas esquiadas la hacen incluso más deseable.

La masificación y la super-organización en la primera deja poco espacio a la aventura. En Carros de foc en invierno no hay nadie por el monte, puedes elegir varias rutas en cada itinerario, y en función del estado de la nieve y la meteo, la aventura está asegurada.

Escribo esto dos años más tarde de aquella aventura, cuando por fin, me he decidido a plasmarla en este blog.  Pero todavía hoy siento un cosquilleo en la espalda al recordar tantos y tan buenos momentos pasados en el Parque Nacional de Aiguas Tuertas y San Mauricio.

Mabel, Paco, Ángel, y Gerardo

Lo mejor de todo, la compañía.
Puede parecer una frase hecha, pero en esta ocasión no fue así, el agradable ambiente y el buen entendimiento entre nosotros hizo que disfrutáramos más si cabe de estos maravillosos días.


Primer día.

Etapa prevista:
 Presa de Cavallers – Refg. Ventosa y calvell – Collado Contraix – Refg. Estany Llong.


El acceso a la presa de Cavallers estaba cerrado para coches a pesar de que se podía subir prácticamente hasta la presa, por lo que el “porteo mochilero” fue más largo de lo deseado, añadir a esto que para cuando salíamos de los coches en Caldes de Boi, eran las 12 del mediodía, y encima con lluvia y mal tiempo. Eso para empezar y “dar moral”.

Llegados a la presa el efecto “collado” de la misma hacía que las condiciones meteorológicas allí fueran especialmente malas y estuviéramos a punto de darnos media vuelta, pero al final continuamos. Las malas condiciones de visibilidad hicieron que fuera el GPS el que nos marcara la ruta hasta el refugio Ventosa y Calvell donde pasamos la primera noche.

Como anécdota: el guarda nos indicó que dejáramos la mochila en el recibidor del refugio, alguien dejo la puerta abierta esa noche y algún animalillo se cebó con la mía comiéndose la mitad de mis reservas alimenticias, menos mal que el guarda me proporcionó una bolsa de pan que compensó la pérdida. Desde luego, viendo como estaba el monte de nieve se comprende el hambre del bicho.


En el refugio Ventosa y Calvell el primer día


Segundo día.

Un bellísimo cielo limpio de nubes y con un sol radiante nos recibió este día, ahora tocaba continuar el recorrido hasta el Refugio Estany Llong. El estado de la nieve era fantástico, sobre un suelo más duro había una capa de polvo que hizo que tanto los ascensos como los descensos fueran fabulosos, de los que “crean afición”, vamos.


De camino al collado Contraix

Alcanzamos el collado de Contraix sin problemas, teniendo que quitarnos los esquís unos metros al final, las vistas desde este collado eran fabulosas. La salida del collado acojonaba un poco por su desnivel extremo pero en un par de giros enseguida le cogimos “el aire” y se convirtió en la primera gran esquiada del recorrido, un fantástico descenso de 900 metros de desnivel, en una nieve que no hay pista que la pudiera igualar,  que nos dejó en la cabaña de “la Centraleta”, próxima al refugio de Estany Llong.



De camino al collado Contraix

Tras acomodarnos en el refugio y comer algo, como la hora era temprana todavía y estábamos deseosos de actividad, hicimos una ascensión que nos recomendó el guarda del refugio a un pico cercano, el “Boina de Corticelles”, fue una agradable foqueada que tras alcanzar la cima se culminó con un bello descenso, primero en bonitas palas abiertas y luego entre pinos en un bosque no muy cerrado de forma que la esquiada fue magnífica haciendo quiebros y requiebros entre árboles.

La cena en los refugios es otra de las cosas que ha caracterizado esta travesía, ¡vaya cenas!, el apetito después de toda la jornada esquiando, el agradable ambiente que teníamos entre nosotros y el de la gente con que coincidíamos en los refugios y desde luego, los deliciosos menús que nos prepararon los guardas en general, hicieron que estos momentos fueran especialmente agradables todas las tardes.


Tercer día

Etapa prevista: Refg. Estany Llong – Refg. Colomina + alguna actividad complementaria 
Actividad realizada: Refg. Estany Llong – Refg. Colomina – Refg. Josep Mª Blanc.




Hoy nos ha dejado Gerardo, unos problemas con un gripazo mal curado hacen que no se encuentre bien y haya decidido dejarlo. Así que ha decidido bajarse a un pueblo cercano para buscar un taxi que le lleve a su coche.

Salimos del refugio temprano, subiendo fuertemente ladera arriba siguiendo una huella que claramente coincidía con nuestro itinerario. Como en toda la travesía el GPS nos indicaba y confirmaba claramente el recorrido de una gran belleza. Ascendíamos entre pinos, cautivados con la belleza del paisaje y la agradable temperatura de un luminoso día. El itinerario va bordeando la ladera de las agujas de Dellui para ir a coger el valle que sube al collado del mismo nombre.

 


Saliendo del refugio Estany Llong


Accediendo al valle de Delui


De camino al collado de Dellui


El Paco y yo en el collado Dellui.

El día de los Ibones:

Este día tuvimos una de las más impresionantes vivencias de la travesía: teníamos que atravesar varios lagos, en principio bordeándolos, pero dado el estado de su superficie, con una gruesa capa de hielo y cubierta de nieve, optamos por cruzarlos esquiando por el centro. 

Ibones por los que se pasa: Estany de Cubieso, Estany Mariolo, Estany Tort, Estany de Colomina, Estany de Mar, estany Saburo, estany de Cap de Port, Estany de Llastra, Estany de la Coveta, Estany Trullo.
¡¡¡AHÍ ES NAAA!!!


Estany Mariolo

Desde el collado descendimos a un primer Ibón, el de l’eixerola que atravesamos por el centro. Desde este accedimos al Estany de Mariolo que también atravesamos por encima y luego empalmamos con el Estany Thort que tiene 2 kilometros de largo y que también pasamos por encima. Era increíble la sensación de foquear en aquella planicie de nieve bajo un sol que parecía de verano, desde luego algo inesperado en Pirineos y en el mes de abril. Parecía que estuviéramos en otras latitudes de naturaleza más salvaje.


Estany Tort (2km de largo)

Alcanzamos sin problemas el refugio de Colomina y como todavía era buena hora y nos convenía recuperar algo del tiempo perdido el primer día, decidimos ir al de Josep Mª Blanc, ganando así algo de terreno para el día siguiente.

Salimos del refugio atravesando el Estany de Colomina primero, el Estany de Mar después y por último el Estany de Saburo, todos ellos por él centro, como si no se tratara de lagos sino de planicies desérticas de nieve, algo que este día se había convertido ya en habitual. Tras alcanzar el collado de Saburo iniciamos un largo descenso atravesando un par de Ibones más, hasta alcanzar el Estany Tort de Peguera que también cruzamos hasta el refugio Josep Mª Blanc.


Estany Trullo y Refugio Josep Mª Blanc

Esta vez el refugio estaba sin guardar, abierta la parte libre en la que nos acomodamos junto con 4 franceses que estaban haciendo la travesía a la vez que nosotros. Comimos algo y ordenamos nuestras cosas y como todavía teníamos media tarde por delante nos fuimos a dar un paseo con los esquís por los alrededores, disfrutando de la agradable tarde y el maravilloso paisaje del entorno. Cuatro risas nos echamos haciendo “el cabra” tirándonos de árboles nevados o de lo alto de empinadas rocas, dándonos más de un revolcón en función de la pericia de cada uno.


Mabel "colgada de un pino"


Cuarto día

Etapa prevista: Refg. Josep Mª Blanc – Collado Monestero – Refg. Ernest Mallafre
Actividad realizada: Refg. Josep Mª Blanc – Collado Monestero – Refg. Ernest Mallafre – Refg. Amitges.



Esta mañana el tiempo había cambiado ya. La visibilidad era mala y soplaba el viento haciendo que para alcanzar el collado de Monestero fuera imprescindible el GPS. Pegaba fuerte la ventisca en el collado, del que escapamos raudos bajando a buscar el valle de Monestero. El tiempo seguía siendo malo pero la visibilidad mejoró conforme perdimos altura y “nos dejó hacer”.


Collado Monestero.

 Aquí tuvimos un descenso de lo más espectacular, haciendo una bajada de “esquí extremo” en una zona de fuerte desnivel, haciendo quiebros y giros entre grandes rocas y bosque cerrado de pinos. ¡Fantástico! disfrutamos de lo lindo.


Nieva, nieva y nieva.

Alcanzamos el refugio de Ernest Mallafre que estaba cerrado y como todavía teníamos mucho día por delante nos subimos al de Amitges, que nos habían informado que estaba abierto a pesar de que la previsión era de estar cerrado. Este refugio es un “hotelazo”, en el que pudimos disfrutar de una agradable estancia, con buena cena, la compañía del grupo de los franceses y los guardas del refugio, deseosos de no estar solos allí. El tiempo seguía empeorando, nevaba y nevaba y no paró de nevar en toda la noche.


Refugio de Amitges


Quinto día

Etapa Refg. Amitges – Collado Amitges – Refg. Saboredo
Otra actividad esquiada por el valle de Ruda.


Esta mañana el tiempo era malo, estaba nevando, ventisca, poca visibilidad…, pero bueno había que salir de allí. El guarda nos recomendó la ruta por el collado de Amitges, que en su opinión era mucho más bonita que la que va por el Port de Ratera y el nivel de riesgo era el mismo, alto por la cantidad de nieve recién caída, pero si teníamos cuidado con los ventisqueros, no deberíamos de tener problemas.


Agujas de Amitges, es evidente el mal tiempo.

Nos encaminamos pues hacía este collado guiándonos por el GPS ya que la visibilidad era muy mala. Alcanzamos el collado sin  problemas pero el descenso al otro lado era otro cantar, era muy vertical, no se veía nada y lo que si se apreciaba es que tenía mucha nieve recién caída acumulada en esa cara. No teníamos opción, teníamos que tirarnos por aquella pared sí o sí. Como siempre la salida fue lo más impresionante, luego giro tras giro en una nieve polvo tan ligera que más que esquiar flotábamos en ella. Fue algo indescriptible, apreciabas (más que veías por la niebla) que la ladera se venía abajo acompañándote en el descenso en lo que era una auténtica avalancha, aunque sin fuerza dado la ligereza del polvo de nieve.


Descenso del collado de Amitges, en medio de una avalancha de nieve polvo.


Pronto alcanzamos el fondo de la vaguada y desembocamos en una zona de tubos que hubo que esquiar con cuidado ya que no veíamos lo que teníamos por encima, pero lo suponíamos. Pronto se fue abriendo el valle y conforme perdíamos altura ganábamos también en visibilidad.

El refugio de Saboredo estaba completamente tapado por la nieve y costó un poco encontrar “la chimenea y las antenas” que era lo único que sobresalía del terreno, a la puerta se accedía mediante un túnel escavado en la nieve.


Refugio de Saboredo, se accede a él por un tunel.

 Una vez en él y tras comer algo, como actividad complementaria continuamos el descenso por el valle de Ruda hasta que el terreno pierde la verticalidad necesaria para esquiar y retornamos al refugio. Fácil y divertida esquiada entre el bosque, jugando con los pinos y los resaltes que veíamos más interesantes para hacer un poco “el cabra” y divertirnos un rato.


Sexto día

Etapa prevista: Refg. Saboredo – Refg. Colomers – Refg. Restanca
Actividad realizada: Refg. Saboredo – refg. Colomers – Port de Caldes – Refg. Ventosa y Calvell



El tiempo continuaba igual al comenzar el día, muy cubierto y con poca visibilidad. Así que comenzamos la jornada con el GPS en la mano orientándonos lo mejor que podíamos. Alcanzamos en primer lugar el valle que sube al collado Sendrosa avanzando con mucha precaución ya que el terreno estaba muy cargado de nieve y se veía inestable. El collado tenía una impresionante cornisa de varios metros de altitud, pero, tal como nos habían indicado los guardas del refugio, la superamos fácilmente por su izquierda.

Tras el collado un corto descenso y atravesar un terreno un poco complicado de orientarse para alcanzar la presa de Colomers. Hicimos una pequeña parada en la parte libre del refugio para comer algo antes de continuar y ya apreciamos entonces que el tiempo estaba empeorando bastante, la visibilidad cada vez era peor y pegaba un viento fuerte y frio.


Refugio de Colomers en medio del temporal.

 Nos encaminamos al Port de Caldes poco a poco alcanzándolo en medio de un fuerte temporal, al otro lado la cosa no estaba mejor, era muy difícil orientarse en aquel terreno con visibilidad totalmente nula y el mal tiempo.
 Tras mucho sufrir en este tramo alcanzamos un punto en el que creíamos que estábamos en el coll de Crestada (y así era), pero en ese momento nos fallo el dispositivo GPS, bien sea por las bajas temperaturas  o por perdida de señal el caso es que en el peor momento, cuando justo estábamos a punto de superar el collado y descender hacia Restanca, nos fallo (visto el track es incomprensible que no pudiéramos alcanzar el collado ¡¡¡ estábamos en él !!!. Y no lo veíamos. En ese momento, en medio de un fuerte temporal de ventisca, nieve granizo temperaturas bajisimas que nos hacían temblar y sin poder vernos las caras literalmente por la niebla, no pudimos aguantar más y optamos por escapar de allí perdiendo altura en el sentido de la pendiente.

 (El primer día, antes de comenzar la travesía un guarda nos dio un consejo: el parque es como un pulpo, si en algún momento os veis en problemas no tenéis más que bajar, perder altura, y siempre saldréis a algún refugio o vía de escape)

Pronto alcanzamos una planicie que supusimos era un lago helado, al tiempo que el GPS se recuperó y pudimos ver que se trataba del Ibón de Monges, todavía en la vertiente del Refugio de Ventosa y Calvell. Es decir, no habíamos cruzado el Coll de Crestada tal como pensábamos antes.

Dadas las muy malas condiciones atmosféricas, el hecho de que se estaba haciendo tarde y que estábamos cansados ya, optamos por no ir al refugio de Restanca y bajarnos directamente al de Ventosa y Calvell. Esto suponía que no íbamos a hacer el proyecto completo, pero que se le va a hacer, es lo que hay.

Alcanzamos el refugio de Ventosa sin problemas (imposible sin GPS), tras un lento descenso en gran parte con las focas puestas, dado que con aquellas condiciones de nula visibilidad no nos atrevíamos a lanzarnos terreno abajo. El refugio estaba cerrado, y la nieve tapaba completamente el acceso a su parte libre, que nosotros desconocíamos donde estaba, así que nos costó un rato encontrarla. 


Entrada a la parte libre del refugio Ventosa y Calvell.

Pronto entramos en calor metidos bajo “7 mantas”, y nos montamos un agradable campamento en aquel cuartucho al tiempo que fuera arreciaba la tormenta. De vez en cuando salíamos hasta la media puerta por donde habíamos entrado para procurar que la nieve no nos tapara la entrada de aire y de paso comprobar cómo iba el tiempo.


Séptimo día

Retorno al coche y fin de travesía.

Esta mañan el tiempo había mejorado notablemente, y de nuevo lucia el sol. El viento se había llevado la nieve de la cara de la montaña por donde teníamos que descender, dejando una pequeña capa dura y a veces costrosa. El descenso hasta el Ibón de Cavallers y luego hasta la presa, fue fácil y entretenido y poco después de esta tuvimos que quitarnos los esquís y portearlos por falta de nieve.


Último día, refugio Ventosa y Calvell.

En un momento determinado, ensimismados en nuestros pensamientos, me volví a mis amigos que los llevaba detrás, y de forma espontánea, sin decir nada, nos fundimos en un emocionado abrazo que expresaba todos nuestros sentimientos. Felices por la fabulosa aventura que habíamos pasado, no exenta de riesgos pues nos la habíamos jugado en más de un par de ocasiones.


Paco, Mabel, y Ángel ya en Caldes de Boi.

Abril de 2013


 

Descargas de la nube

Mapas:
https://drive.google.com/file/d/0BzI17FJ_Xx11OTFoNEtoS3d6MFE/view?usp=sharing
Tracks:
https://drive.google.com/file/d/0BzI17FJ_Xx11Q1dVbHlqaGkwb28/view?usp=sharing

Enlaces Wikiloc

Etapa 1º día:
Etapa 2º día:
Otra actividad 2º día:
Etapa 3º día A:
Etapa 3º día B:
Etapa 4º día:
Etapa 5º día:
Etapa 6º día A:
Etapa 6º día B:
Etapa 7º día:
     

Ángel Ansorena Huguet (elmejorcuandovoysolo)

Contactar: angel@ansorena.org


LO ÚLTIMO EN EL BLOG


RUTAS ESQUÍ DE MONTAÑA


RUTAS BTT
BARDENAS
TUDELA y COMARCA